El número de alumnos del curso y cómo de bien los conozca pueden influir en el modo de seleccionar a los miembros para trabajos en grupo y de colaboración.

Por norma general, forme grupos de al menos cuatro miembros. Con cuatro miembros, se puede cubrir una ausencia sin que el grupo se resienta. Este tamaño no permite que los alumnos se oculten. Los miembros de grupo pueden distribuir las tareas equitativamente. Cuatro miembros aportan suficiente diversidad, opiniones y estilos de aprendizaje para desarrollar sesiones de lluvia de ideas y soluciones fructíferas.

Si va a asignar actividades de grupo más de una vez, puede rotar los grupos a lo largo del semestre. No obstante, mantenga los grupos suficiente tiempo para que establezcan vínculos y sean productivos.


Métodos de inscripción en grupos

Al crear un grupo o varios grupos, puede seleccionar quiénes serán sus miembros de las siguientes maneras:

  • Seleccionar los miembros del grupo en forma manual
  • Hacer que el sistema seleccione los miembros en forma aleatoria mientras usted crea varios grupos
  • Permitir que sean los alumnos quienes se inscriban

Inscripción manual

Con la inscripción manual, puede asignar cada estudiante del curso a un grupo.

Si conoce un poco a sus estudiantes, puede asignar correctamente los miembros a los grupos para garantizar la diversidad. Los grupos que contienen personalidades o capacidades variadas son los que ofrecen los mejores resultados. Los alumnos pueden preferir que el profesor asigne los grupos a elegirlos ellos mismos.

Debe crear grupos que incluyan individuos con virtudes, conocimientos e incluso hábitos de trabajo variados. También debe tener en cuenta las diferencias culturales y de género. Los grupos heterogéneos funcionan especialmente bien a la hora de generar nuevas ideas y examinar un proyecto desde diferentes puntos de vista. Los miembros más avanzados de un grupo adquirirán un conocimiento más profundo del tema al ayudar a otros que estén teniendo dificultades. Los alumnos menos aventajados adquirirán los conocimientos de los alumnos motivados y obtendrán información sobre cómo abordan los miembros de su grupo el aprendizaje. El resultado de colaboración esperado es que los alumnos se sientan bien consigo mismos por ayudar a otros y que se sientan motivados por los ejemplos de sus compañeros.


Inscripción aleatoria

La inscripción aleatoria distribuye automáticamente a los miembros en grupos según el número de estudiantes establecido por grupo o el número designado de grupos. La inscripción aleatoria solo se aplica a los estudiantes que están inscritos actualmente en el curso. Puede inscribir a otros estudiantes manualmente.

Las actividades de grupo aleatorias pueden resultar más adecuadas para los casos en que los profesores imparten cursos con muchos estudiantes y no tienen la oportunidad de conocerlos por separado. Como resultado, sería difícil determinar qué estudiantes trabajan correctamente juntos y se llevan bien. Aunque la asignación aleatoria puede ser tarea fácil para un profesor, ya que no requiere ningún tipo de preparación, algunos estudiantes pueden interpretarla como falta de interés por su parte.

Cuando se asignan estudiantes a los grupos de forma aleatoria, se evita el riesgo de que los estudiantes que seleccionan a sus propios compañeros pasen demasiado tiempo charlando y formen grupos cerrados. De este modo, no se excluye, ignora ni margina a ningún estudiante. Asimismo, algunos profesores consideran que uno de los objetivos del trabajo en grupo es colaborar con personas desconocidas, y la asignación aleatoria aumenta las probabilidades de que suceda esto.


Autoinscripción

La autoinscripción permite que los estudiantes se unan a un grupo por sí mismos.

Cuando los estudiantes seleccionan los grupos ellos mismos, tienden a hacerlo en función de las relaciones previas o ciertas características: amigos, compañeros de equipo, miembros de una organización, grupos sociales del campus, origen étnico o género. Los alumnos con una red poco extensa de relaciones pueden tener dificultades para convertirse en miembros de grupos compuestos por personas similares a ellos.

Puede que los grupos homogéneos no necesiten pasar mucho tiempo estableciendo vínculos. Puede que ya exista un alto nivel de confianza y acuerdo, por lo que es posible que estos grupos sean los que más se ajustan al resultado que se quiere obtener.

Se recomienda que considere cómo fomentar la inclusión o que solo utilice la autoinscripción en los cursos cuyos estudiantes tengan habilidades, intereses y vínculos similares. También puede utilizar los grupos de autoinscripción en función de los intereses, la colaboración no calificada, el crédito adicional, los voluntariados o los grupos de estudio.

Más información sobre cómo crear y administrar grupos