¿Calificaciones individuales o una calificación compartida por todos los miembros del grupo?

Un grupo es un equipo. Independientemente de si usted asigna los alumnos a los grupos o los alumnos eligen a sus compañeros, es de esperar que la mayoría de los alumnos se sientan comprometidos con un objetivo común. La responsabilidad individual es esencial para que un grupo trabaje de forma eficaz y produzca resultados provechosos. Cuando todos los miembros de un grupo reciben la misma calificación, la responsabilidad personal se convierte en un problema.

Puede que le suponga todo un  reto determinar calificaciones individuales para un proyecto de grupo. Algunos profesores asignan la misma calificación a todos los miembros de una actividad de grupo. De este modo, se elimina la competencia dentro del grupo y se hace hincapié en la colaboración. Para aliviar la preocupación de los alumnos con respecto a compartir una calificación, asegúrese de que la calificación de grupo represente únicamente un pequeño porcentaje de la calificación total.

También puede usar una serie de actividades para calificar la contribución de cada alumno. Puede solicitar evaluaciones por pares y revisar las puntuaciones de las evaluaciones, las encuestas y las actividades de escritura reflexiva de cada miembro.


Ventajas de la evaluación por pares

Con la evaluación por pares, los alumnos participan en el proceso de evaluación. Comentan y juzgan el trabajo de cada miembro de grupo. Los comentarios se pueden utilizar para añadir una calificación de participación o puntos extras que recompensen a los miembros de grupo que cumplan con los requisitos especificados.

Si los miembros de grupo son conscientes de antemano de que deberán puntuar a sus compañeros, los alumnos pueden tener una mayor sensación de participación y responsabilidad. El equipo puede proporcionar un producto final de mayor calidad y aprender más al saber que sus evaluadores están trabajando a la par de ellos. Puede usar la evaluación por pares como parte del proceso de colaboración, y no solo como una encuesta que se envía al final cuando no existe posibilidad de mejora. Se pueden pedir comprobaciones rápidas de cómo está funcionando el proceso de colaboración.

En última instancia, cuando se asigne una calificación a los logros de un grupo y las contribuciones de cada miembro, deberán tomarse en consideración las siguientes preguntas:

  • ¿Cómo han evaluado los miembros del grupo el éxito global y el individual?
  • ¿Satisface la entrega del grupo los requisitos de la actividad?

Rúbricas e informes de progreso

Proporcione rúbricas, estándares y directrices antes de que los alumnos evalúen entre sí su trabajo. Dedique tiempo a reunirse prácticamente con cada equipo para analizar los roles del equipo. Discuta cómo espera que trabaje el equipo de manera conjunta, con qué frecuencia deben celebrarse reuniones y en qué medida influye la evaluación por pares en la calificación final.

Puede utilizarse un sencillo informe de progreso semanal para ayudar a los miembros del grupo a mantenerse al día. Incluya tres o cuatro de las siguientes preguntas:

  • ¿Su grupo logró las metas de la semana?
  • ¿Su grupo dedicó el tiempo suficiente al trabajo en grupo?
  • ¿Han contribuido todos los miembros por igual?
  • ¿Han trabajado bien los miembros de manera conjunta?
  • ¿Qué más podría haber hecho para ayudar al equipo esta semana?
  • ¿Qué más podrían haber hecho otros para ayudar al equipo esta semana?
  • ¿Quién ha contribuido más o menos esta semana?
  • ¿Qué aspecto de la dinámica del equipo cambiaría?
  • ¿Qué tres aspectos positivos y uno negativo destacaría esta semana de la experiencia de grupo?

Más información sobre cómo calificar actividades de grupo

Más información sobre las rúbricas