Primeros pasos para crear una cultura inclusiva
de Dr. Bryan Berrett y Walt Hebern

Contexto universitario: "Fortalecimiento del éxito de docentes y estudiantes"

Ubicada en el Valle Central de California, la Universidad Estatal de California, Fresno brinda oportunidades de educación superior a más de 22 000 estudiantes de diversos contextos lingüísticos y culturales. Como parte de nuestro compromiso con todo el campus de garantizar entornos de aprendizaje inclusivos y equitativos para todos los estudiantes, nuestro Centro para la excelencia docente (Center For Faculty Excellence, CFE) asiste al personal docente en el uso de nuevas tecnologías para mejorar el proceso de enseñanza y aprendizaje. Nuestro trabajo con los docentes crea, de forma deliberada, oportunidades para concientizar, así como también ofrece estratégicamente capacitaciones para acrecentar su conocimiento y sus habilidades para corregir el material de los cursos.

Metas para Ally: Diseño de los procesos de cambio

La creación de un campus más inclusivo implica más que la corrección de los problemas de accesibilidad en los archivos de los cursos. Requiere un cambio cultural en el que los docentes comienzan a crear un diseño universal para los principios de aprendizaje y las mejores prácticas de accesibilidad en sus cursos desde el comienzo.

Con el objetivo de impulsar este cambio cultural en la universidad estatal de Fresno, adoptamos Ally como una herramienta para ayudar a los docentes a identificar y solucionar problemas de accesibilidad dentro de sus cursos, así como también para observar de primera mano de qué manera el contenido accesible permite formatos alternativos de calidad alta que pueden beneficiar a todos los estudiantes. Como parte fundamental de estos procesos de cambio, el CFE ha trabajado durante estos últimos tres años para crear un ambiente de apoyo y confianza con el personal docente. Con la organización de nuestro programa piloto de Ally, nuestra intención era reconocer los procesos más efectivos para modificar el material existente y concientizar al personal docente sobre la creación de archivos accesibles.

Para respaldar las mejores prácticas, hemos puesto el énfasis en el diseño universal para el aprendizaje, la autosuficiencia y la inclusión en nuestras comunicaciones con los docentes. También queríamos recopilar comentarios de los estudiantes sobre su uso de los formatos alternativos y su nivel de satisfacción con la calidad de los mismos. Contar con un patrocinador ejecutivo en asuntos académicos también ha resultado ser un componente esencial de nuestro plan de comunicación.

"Ally proporciona una plataforma desde la cual podemos iniciar conversaciones con los docentes sobre la facilidad con la que pueden comenzar a realizar cambios en el material y la pedagogía de sus cursos; cambios que pueden tener un impacto significativo en el éxito de los estudiantes". ~ Dr. Dennis Nef, vicepreboste

Estrategia de implementación: Documentación del progreso

En total, 43 cursos participaron en el programa piloto de la primavera de 2018, durante el cual documentamos cuidadosamente el tiempo invertido en la corrección de archivos, ajustamos en detalle nuestras iniciativas de desarrollo profesional y desarrollamos la colaboración entre equipos. Durante los workshops, utilizamos la analogía de un guardavidas con binoculares que monitorea la seguridad en el agua para explicar el propósito de los indicadores de colores de Ally en su supervisión de la accesibilidad del entorno de aprendizaje. Destacamos la creación automática de formatos de archivos alternativos como un recurso adicional que todos los estudiantes pueden utilizar para acceder más fácilmente al contenido del curso, lo que representa un principio clave de UDL.

Al apoyar a los profesores en sus esfuerzos por solucionar los problemas de accesibilidad en los archivos de sus cursos, descubrimos que el 50 % de los cursos pilotos se modificaron correctamente en menos de cuatro horas.

En la preparación de nuestro programa piloto, también formamos parte de varias oportunidades de participación de servicios de accesibilidad de Blackboard, incluido un workshop centrado en la "capacitación de capacitadores" para ayudar a inspirar ideas para el desarrollo profesional y la consulta de estrategias para ayudar a desarrollar un plan de comunicaciones. La recopilación de comentarios sobre nuestras ideas y procesos colocó el foco en los diversos elementos de nuestra estrategia, para revelar un esfuerzo integral en el campus que abarca desde el éxito de los líderes hasta el de los estudiantes.

Evaluación y descubrimientos: El cambio es posible (y complejo)

En nuestra encuesta a estudiantes inscritos en cursos piloto, descubrimos que del total de los estudiantes que accedieron a los formatos de archivos alternativos, el 89 % expresaba estar satisfecho completamente o en cierta medida con las descargas de formatos alternativos. Si bien estudiantes informaron que el acceso móvil precario era uno de los obstáculos más comunes para acceder al contenido, hubo estudiantes que no utilizaron los formatos durante el programa piloto, en parte porque desconocían su disponibilidad. Los estudiantes también señalaron obstáculos pedagógicos en el acceso al contenido, como una organización inadecuada del curso.

Mediante la exportación CSV de los informes institucionales de Ally para establecer un nivel base de accesibilidad para un curso, hicimos un seguimiento de la mejora de los problemas con los archivos en un periodo de tiempo y observamos un aumento en la calificación de accesibilidad promedio de 38 % a 77 % para los 43 cursos. Para los archivos del curso, el tiempo necesario para corregir los problemas de accesibilidad fue de cinco minutos a más de una hora. Los PDF escaneados fueron los que tomaron más tiempo. También identificamos archivos que no podrían ser accesibles sin comprometer su significado para otros, como infografías, o archivos que requieren soluciones más complejas, como una notación musical.

"Ally proporciona a la universidad estatal de Fresno una herramienta excelente que nos lleva más allá del cumplimiento de la ADA, en un camino hacia el diseño universal. Los diversos formatos alternativos disponibles a través de Ally brindan a los estudiantes opciones excelentes para acceder al material de los cursos". ~ Dr. Rudy Sánchez, vicepresidente asociado interino de Asuntos académicos

Al incorporar la herramienta Ally y UDL a nuestras capacitaciones, también observamos que los profesores adoptan un enfoque más proactivo hacia la accesibilidad. En comparación con los 67 cursos de verano que comenzaron con una calificación de accesibilidad promedio del 50 %, los 58 cursos actualmente rediseñados por nuestros docentes de DISCOVERe capacitados comienzan con una calificación de accesibilidad promedio del 67 %. Con la implementación de la capacitación de Ally, para otoño de 2018, 60 docentes nuevos tenían un total de 171 cursos con una puntuación de la accesibilidad promedio inicial del 75 %.

Consejos: Convierta la accesibilidad en una práctica diaria

Tanto Ally como el diseño de cursos inclusivos se han incorporado a nuestro proceso de integración de docentes nuevos, que incluye seis días de capacitación y la opción de dos días adicionales de aprendizaje. Nuestro objetivo es que las prácticas de accesibilidad se conviertan en una parte natural del flujo de trabajo de diseño de cursos de cada profesor, de modo que cuando incorporen encabezados a un documento o texto alternativo a una imagen, consideren estos pasos como una parte esencial para que los estudiantes tengan una experiencia de aprendizaje personalizada y de gran calidad. Para crear un cambio cultural, primero debe conocer en profundidad la cultura existente, y nuestros esfuerzos en el CFE para reconocer las necesidades del personal docente han ayudado a desarrollar ese entendimiento y esa confianza. El uso del programa piloto de Ally para aprender sobre los niveles de habilidad y las creencias del personal docente en torno a la accesibilidad, así como también para analizar y mejorar los procesos de corrección de contenido, pueden ayudarlo a comenzar a plantar las semillas de un cambio cultural en el que los profesores ya no ven las tareas de accesibilidad como obligaciones, sino como prácticas esenciales para el éxito y el aprendizaje de los estudiantes.